arrow_back
 

¿Qué pasos sigue el CIS para realizar una encuesta?

1) El diseño de la encuesta: los objetivos, el universo, la muestra y el cuestionario

2) La recogida de datos o trabajo de campo

3) Procesamiento de los datos

4) La publicación de los resultados: ¿Cómo se dan a conocer los resultados de las encuestas del CIS?

 

1) El diseño de la encuesta: los objetivos, el universo, la muestra y el cuestionario

Los objetivos de la encuesta: ¿sobre qué temas investiga el CIS?

Para comenzar a realizar una encuesta es preciso definir sus objetivos: sobre qué tema o temas se quieren conocer las actitudes y opiniones de la ciudadanía.

El CIS tiene como objetivo profundizar en el conocimiento de las actitudes y los comportamientos de la sociedad española, así como medir su estabilidad y/o cambio en el tiempo. A lo largo de su trayectoria se han realizado cerca de 2000 encuestas sobre temas muy diversos.

La definición del universo (población de interés) y la elaboración de la muestra: ¿a quiénes se pregunta?

El universo de la encuesta es la población de la cual se quiere obtener información. Las encuestas del CIS generalmente tienen como universo, o población objeto de estudio, a la población con nacionalidad española mayor de 18 años, pero en ocasiones se dirigen a toda la población que reside en España (y, por tanto, incluyen a la población extranjera). También realiza encuestas cuyo universo es la población joven (definida generalmente como aquella con edades comprendidas entre los 15 y los 29 años) u otro subgrupo de la población.

Dado que no es posible entrevistar a toda la población, es preciso hacer una selección, una muestra de personas a las que realizar la encuesta. El CIS sigue los procedimientos científicos necesarios para obtener muestras representativas. El respeto de esos procedimientos es crucial para poder utilizar los datos obtenidos en la encuesta para describir y analizar a la población de la ha sido extraída, siempre teniendo en cuenta que existe un margen de error (cuya magnitud figura en la ficha técnica de cada encuesta.).

Aunque el tamaño y las características de la muestra varían en función de los objetivos de una encuesta, las encuestas del CIS suelen tener una muestra mínima de 2500 individuos.

La redacción del cuestionario: ¿cómo se pregunta?

Los cuestionarios consisten en una serie de preguntas que sirven para recabar las opiniones de la ciudadanía sobre diferentes temas, en el caso del CIS se trata fundamentalmente de carácter social y político. Además, se pregunta sobre características de las personas entrevistadas (sexo, edad, nivel de estudios, ocupación), dado que uno de los objetivos es averiguar si existen diferencias en lo que opinan cada uno de esos grupos. No se conserva en el fichero de datos de las encuestas ninguna información que permita la identificación de las personas que han participado en ellas.

El personal técnico del CIS elabora los cuestionarios a partir de una cuidada tarea de documentación que incluye la consulta tanto de estudios anteriores realizados en el CIS y en otras instituciones, como los diseñados por organismos internacionales dedicados a la realización de encuestas.

En el diseño de las preguntas se pone un especial cuidado en que todas ellas sean comprendidas por todas las personas entrevistadas, independientemente de su nivel de formación o cualquier otra característica. También en que sean equilibradas y no incorporen en su redacción ningún tipo de sesgo.

En la mayor parte de las preguntas que realiza el CIS, las opciones de respuesta figuran en el cuestionario y aparecen asociadas con un código numérico, que es el que se refleja en el fichero de datos.

Hay otras preguntas del cuestionario sin opciones de respuesta prefijadas, como por ejemplo la que se incluye en todos los barómetros mensuales del CIS, en la que se pide a las personas encuestadas que expresen, con sus propias palabras, cuáles creen que son los tres principales problemas de España. Posteriormente en el CIS se clasifican todas esas respuestas (lo que se denomina “proceso de codificación”). De esta forma es posible agrupar todas las que se refieren al “paro”, a “la vivienda”, a “la inmigración”, para poder contabilizar el número de menciones de cada uno de estos temas.

 

2) La recogida de datos o trabajo de campo

La recogida de datos, denominado también “trabajo de campo” consiste en la aplicación del cuestionario a las personas que forman parte de la muestra.

Los encuestadores y encuestadoras que aplican las encuestas del CIS recorren las secciones censales incluidas en la muestra, siguiendo unas rutas aleatorias, y contactan con los ciudadanos en sus casas, con el fin de recoger sus opiniones sobre el tema objeto de la encuesta.

La cooperación de estas personas, aceptando realizar la entrevista, es fundamental para que los resultados de la encuesta recojan las opiniones de toda la ciudadanía.

La colaboración de las personas seleccionadas para participar en una encuesta del CIS es voluntaria, pero fundamental para conseguir que sus resultados reflejen las opiniones del conjunto de la sociedad.

La encuesta no es un examen, y no hay respuestas correctas o erróneas: buscamos su opinión sincera al contestar. En cualquier momento de la entrevista la persona entrevistada puede elegir no contestar alguna pregunta si así lo desea.

Todas las respuestas son anónimas, protegidas por las leyes del secreto estadístico y de protección de datos. Las respuestas se utilizan de forma agregada, sin referencias individuales de ningún tipo. No se conserva ningún dato personal o identificador de quien ha respondido, y, una vez grabada la información que contienen, los cuestionarios son destruidos.

El CIS realiza labores de supervisión e inspección del proceso de realización de las entrevistas, para garantizar así la calidad de los datos que recoge. Por este motivo, solicita el número de teléfono de las personas entrevistadas, pero este dato se utiliza exclusivamente con el fin de que el CIS pueda realizar inspecciones con objeto de comprobar si efectivamente se ha realizado una entrevista a dicha persona.

 

3) Procesamiento de los datos

Una vez terminado el proceso de recogida de datos se procesa toda la información obtenida a partir de las respuestas de los cuestionarios.

Para poder conocer los resultados y analizar las opiniones de la ciudadanía sobre el tema de la encuesta hay que grabar la información obtenida. Un fichero o matriz de datos es la estructura en la que quedan reflejadas las respuestas que las personas entrevistadas dan a cada pregunta del cuestionario de una encuesta.

En los ficheros, cada fila corresponde a un cuestionario (una persona encuestada) y en las columnas se sitúa cada una de las preguntas que se le han realizado. En la intersección de ambas figura la respuesta concreta que la persona encuestada ha proporcionado a cada pregunta del cuestionario. El fichero final de datos nunca contiene información que permita la identificación de las personas encuestadas.

Estructura de un fichero de datos

Nº cuestionario Provincia Municipio Sexo Edad Nº hijos Valoración de la situación económica Valoración de la enseñanza pública (0-10) Valoración de la labor de los profesores Grado de acuerdo con los contenidos de la Ley Orgánica de la Educación
 0001 Murcia Ojós Hombre 18 0 Regular 3 Regular Muy de acuerdo
 0002 Barcelona Masnou Mujer 78 2 Mala 6 Mala Bastante de acuerdo
 0003 Badajoz Mérida Mujer 45 2 Mala 7 Buena No sabe
 ...                  
 ...                  
 2499                  
 2500 Zaragoza Calatayud Hombre 32 1 Buena 5 Buena  

A partir de la información grabada en el fichero de datos, se obtienen los resultados de las encuestas.

 

4) La publicación de los resultados: ¿Cómo se dan a conocer los resultados de las encuestas del CIS?

El CIS presenta los resultados de sus encuestas tanto en documentos que contienen los datos ya procesados, como a través de las matrices o ficheros en los que se graban los datos.

a) Documentos que contienen los datos ya procesados (o tabulados):

  1. Documento de “resultados”, con la relación de frecuencias de cada pregunta, es decir, el número de ocasiones en las que se ha producido cada respuesta, y el porcentaje que esto supone respecto al total de personas a las que se le ha realizado dicha pregunta.
  2. Documento de “cruces” de todas las preguntas del cuestionario por variables sociodemográficas (sexo, grupo de edad, tamaño de hábitat, nivel de estudios), políticas (ideología y recuerdo de voto) y socioeconómicas (condición y estatus socioeconómico). A partir de estos documentos se puede saber, por ejemplo, si los hombres tienen opiniones similares a las mujeres, o si hay diferencias entre jóvenes y mayores en relación al tema sobre el que trata la encuesta.

En un primer momento estos documentos se presentan en la página web del CIS en su versión provisional, en los documentos llamados “avances de resultados”.

Posteriormente se realiza una revisión exhaustiva de todos los datos para detectar cualquier posible error antes de que el fichero pase a formar parte del Banco de Datos del CIS. Una vez que se revisan todos los datos, y realizado el proceso de verificación, depuración y anonimización, el estudio pasa al Banco de Datos del CIS y el fichero de datos queda a disposición del público. La ley que regula el funcionamiento del CIS establece unos plazos concretos para cada uno de estos pasos en función del tipo de encuesta de que se trate.

b) Ficheros o matrices de datos, en los que figuran todas las respuestas ofrecidas por las personas entrevistadas, una vez realizado el proceso de depuración, validación y anonimización

Las personas que quieren analizar en profundidad los resultados de una encuesta suelen utilizar el fichero de datos, ya que esto les permite realizar cualquier tipo de cruce de información (preguntas), o, por ejemplo, en el caso de las encuestas que contienen información sobre intención de voto, poder probar distintos tipos de estimación de los resultados electorales.

c) Documentación técnica:

  1. Ficha técnica con las principales características de cada encuesta: (población objeto de estudio, fecha de realización del trabajo de campo, tamaño de la muestra diseñada y de la muestra realizada, características del diseño muestral, y, en su caso, información sobre la utilización de coeficientes de ponderación para el tratamiento de los datos).
  2. Junto con los ficheros o matrices de datos, se proporciona el cuestionario literal aplicado, así como el libro de códigos.
  3. En algunas ocasiones, cuando las encuestas realizadas revisten una especial complejidad, se proporciona un informe metodológico en el que se explican características técnicas específicas de la encuesta.