Boletines de opinion


31

enero-abril 2003

Instituciones y autonomías

El euro cumple un año

Series temporales del CIS


© Centro de Investigaciones Sociológicas
Montalbán, 8. 28014 - Madrid. España
Tel.: 91 580 76 00. Fax: 91 580 76 19 / 80

http://www.cis.es
email: cis@cis.es


Comenzamos este número con algunos datos sobre el balance de la gestión de los gobiernos autonómicos. Los gobiernos de Castilla-La Mancha y Cataluña son vistos por los ciudadanos de sus respectivas comunidades como los que poseen mayor conocimiento de sus problemas (67 y 65% respectivamente). Los castellano manchegos junto con los valencianos son los que aprecian una mayor eficacia por parte de sus gobiernos. En este sentido los aragoneses son los que aprecian una menor relación entre el grado de conocimiento de sus problemas por parte de su gobierno (60%) y la eficacia de éste para resolverlos (27%).

En todas las comunidades autónomas los encuestados prefieren utilizar el término región en vez de nación para referirse a éstas. En este sentido, por comunidades el porcentaje más alto lo presentan los extremeños con el 100%, mientras que el más bajo lo muestran los vascos (37%).
En opinión de los encuestados desde que existen las comunidades autónomas las diferencias de prosperidad o riqueza entre las distintas regiones y nacionalidades han tendido más bien a aumentar que a disminuir.
Continuamos presentando algunos datos sobre la satisfacción de los españoles ante la Administración. Así, con respecto a la gestión de oficinas y servicios públicos, los encuestados creen que funcionan por igual tanto la Administración Central, como la Autonómica y la Local. Ésta última es considerada como la que mejor trata a los ciudadanos.

Finalizamos este número presentando resultados sobre la adaptación que han tenido los españoles con respecto al euro durante su primer año de vida. Por un lado, aumenta el porcentaje de españoles que son capaces de saber lo que valen las cosas en euros igual que en pesetas (21% en enero frente al 36% en diciembre), aunque, aún así, un 47% tenía en diciembre algunas dificultades para saberlo. El uso de la calculadora para traducir los precios de euros a pesetas ha sufrido un gradual descenso, mientras en enero era utilizada normalmente por el 50% de los entrevistados, en diciembre sólo lo hacía un 27%. Al finalizar el 2002, casi 6 de cada 10 españoles se sentían menos cómodos con la nueva moneda que con la peseta.

Centro de Investigaciones Sociológicas